miércoles, 7 de febrero de 2018

RÁNKINGS: LO PEOR DE OT 2017-2018





Jejejeje. Hola, hola, amiguitos y amiguitas. Pasad...pasad a mi casa del terror. Porque si ayer repartíamos buen rollo, luz y color cuando hablábamos de las que habían sido a mi entender lasmejores actuaciones de OT 2018, hoy toca el turno de la sangre. Sí, sí, niños. Coged ese bisturí y ese escalpelo de ahí, y vamos a diseccionar cuales han sido los mayores bodrios y patinazos de esta edición.

¡Y atención! Como los fans medios de OT han demostrado ya de sobra ser personas templadas, tranquilas y con gran sentido del humor, me he tomado la libertad de cargar un poco las tintas y en vez de cinco como en la lista anterior, me han salido…¡11!

Divirtámonos y debatamos sanamente con ellas, pues. Para las amenazas de muerte, en los comentarios os dejo pluma y papel.


Missis Naranjo me congela con su mirada de esfinge. A ver lo que vas a decir tú...


11- DON´T  YOU WORRY ABOUT A THING, por ANA GUERRA y MIMI (Gala 1)





Esta la pongo al principio porque aún estábamos en la gala 1 y es normal que las interpretaciones anden más dubitativas y tal. Ana y Mimi se esfuerzan por levantar este tema de Stevie Wonder, pero esforzarse a veces no lo es todo. Voces temblorosas, algún que otro leve gallito y un “A-A-A-A-A” en el estribillo ejecutado al estilo pastor-llamando-al-rebaño convierten a esta pieza en el clásico de los desastres Oteros en el que se ha convertido ya por derecho.

Ambas las dos fueron fulminantemente nominadas esa noche. Y con razón.




10 -LET ME ENTERTAIN YOU, por Ricky (Gala 6)




Que sí, que Ricky era simpático y tal. Y el chaval le echó redaños y en su oportunidad en solitario como nominado salió a comerse el escenario con esta versión del pelotazo de Robbie Williams en la que puso toda su carne en el asador.

El problema es que, siendo sinceros, la carne no era mucha. Y la cosa no funciona. No. O al menos, no como él cree que está funcionando. El acento inglés suena a orquesta de pueblo (perni fraikin efiyí ofefrinzin uyustu pí...), el ritmo al que canta va como atropellao y los supuestos momentos wow! de subirse a la mesa del jurado y similares se notan menos espontáneos que un chiste de Manel Fuentes.

Y todo ello, en resumen, tiene un aire de actuación de crucero por el Mediterráneo que tira patrás.

Respecto a lo de “señoras y señores…”: Pues sí, Ricky. Era el final. Y el placer fue nuestro.

Supongo.



9-TODAS LAS GRUPALES (menos “TE QUIERO”), por TODOS.





Para empezar con una explosión, como Billy Wilder decía, cada programa de esta edición se ha abierto con una actuación conjunta de los concursantes, que se suponía debía de ser lo que Los Vengadores es al universo cinemático de Marvel. Es decir, algo capaz de dejar con la boca abierta ante la sinergia de sus poderes conjuntos. Pero la cosa en general ha quedado más bien de Escuadrón Suicida.

Excepto la primera de todas (“TE quiero”, de Jose Luis Perales, que sí quedó resultona), ninguna ha acabado de cuajar. Las razones puden ser varias:  Canciones que no fueron creadas para diferentes voces, malas adaptaciones, arreglos desacertados y también (supongo) el poco tiempo que los concursantes tenían para ensayarlas frente al tiempo que les quitaban sus temas en solitario.

Como son muchas, pongo aquí el vídeo de “A quién le importa”, como ejemplo de algo que pretendía ser una explosión y se queda en pedorreta.



8-CUALQUIERA DE CEPEDA EN SOLITARIO.





Cepeda, ese hombre. Ese ente. Dotado de una expresividad nivel Keanu reeves con trombosis y de un amplio rango de registros musicales que va de Antonio Orozco cantando en la ducha hasta Antonio Orozco cantando al salir de la ducha, Cepeda se pasó cinco semanas nominado y fue cargándose, uno a uno, a compañeros con talento mucho mayor que el suyo. Y a Ricky, también.

Luego, sin inmutarse dijo adiós y salió de la academia tan exactamente igual a como había entrado que, como buen gallego, fue dificil discernir si se iba o llegaba.

Hoy, expulsado de la academia en la que triunfaba, sobrevive como soldado de fortuna. Si usted tiene algún problema y lo encuentra, quizás pueda contratarlo.



7- MANOS VACÍAS, por RAOUL y AGONEY (Gala 7)




Vamos a dejarlo claro desde el principio: El problema de esta canción no es que dos tíos se den un beso al final de ella. Aunque, todo hay que decirlo, lo del beso tenga mucho más de “gimmick” marketiniano que de normalizador, y que a mí me recuerde un poco a la ridiculez de las  T.A.T.U. aquellas rusas que se daban un pico en cada actuación para poner palote al personal.

Pero, besos aparte, el problema aquí es que el número está mal dirigido. Los arreglos están mal hechos. Las armonías vocales meten una melosidad en el tema que no pega ni con cola. En donde el estribillo debería subir la intensidad, la baja. Y Raoul y Agoney se pasan toda la canción dando vueltas, como perdidos,por el escenario.

Y repito, que el problema no es la ambigüedad. Porque en el original, de Miguel Bosé y Rafa de La Unión, la había, y funcionaba de puta madre. Pero aquí, más que química, sólo hay la sensación de que con la misma ambigüedad y tensión sexual se podía haber hecho algo mucho, mucho mejor.


6-GRACIAS POR LA MÚSICA, por AMAIA y ROSA (Gala de Navidad)




A ver. Hay que ser sinceros y aceptar que todo el especial navideño de duetos con los triunfitos originales fue un auténtico desastre. Y como demostración, baste sólo decir que la actuación más competente fue la de…¡JAVIÁN!

Pero como cúlmen y piedra angular de todo ello, y también como demostración palpable, a modo de anuncio de “antes” y “después”, de lo que el monstruo de la industria les hace a los inocentes talentos que firman con sangre en su línea de puntos, es necesario poner este vídeo y no otro.

A un lado, la aspirante. Amaia, con un chorro de voz limpio, definido y bien entrenado y con toda la ilusión de quien llega a comerse el mundo. Frente a ella, Rosa, la veterana, que hace 16 años fue lo que Amaia es ahora. Con el micro puesto a tope de volumen para cubrir lo hecha polvo que tiene la voz, con un coro que le cubre los estribillos a los que no es capaz de llegar y dando en todo momento una sensación de asfixia y opresión verdaderamente angustiosa. Y todo ello, por la tralla a la que la que la misma máquina de hacer dinero que la encumbró la ha estado sometiendo todo este tiempo, hasta exprimirla absolutamente del todo.

Quedémonos, pues, con esta imagen como ejemplo de cómo funciona todo ese mundo y a donde acaba llevando si lo permites. Como el cartel que le ponían a los esqueletos en el medievo: “Mortal, no te rías de mí, pues soy lo que tú serás, y tú eres lo que yo fui”

Triste, muy triste. Pero real.


5-REGUETÓN LENTO, por CEPEDA y JUAN ANTONIO (Gala 2)




Esta de mala que es hasta me hace gracia. Cepeda y el concursante más insulso de esta edición se marcan en prime time de TV una actuación digna de dos mamaos en una despedida de soltero. Ole vosotros, coño.


4-VETE DE MÍ, por ALFRED (Gala 8)





Alfred va a salir bastante a partir de ahora en esta lista, pero no quisiera que eso se considerase un ataque contra él (porque a mí me gustaba mucho) sino a una organización que no supo entenderlo ni a él ni a las canciones con las que le tocó lidiar. Afortunadamente, el tío tenía carisma ( y fans) de sobra y ahí siguió casi hasta el podio. Y estoy seguro de que le espera una larga (e interesante) carrera musical.

Pero en lo que nos ocupa, aquí tenemos todo el problema con él sintetizado al máximo en un solo vídeo: Un pedazo de bolero de Bola de Nieve, con una letra que tira patrás de buena. Una puesta en escena chula, chula. Música de piano en directo, trajes elegantes, luz sobria cenital. Contraste sombra/luz, ambiente jazzístico y nightclubero Todas las piezas para que esto sea algo fuera de lo normal.

Y, sin embargo, por parte de él, pinchazo. La imposibilidad de entrar en el feeling. Una actuación totalmente plana, vacía y falta de sentimiento, que duele mucho más sabiendo lo que podía haber sido.


Ugh.



3-HAVANA, por ANA GUERRA




Para escribir este post me he vuelto a ver todos los vídeos de las actuaciones varias veces, para poder scar bien los detalles y empaparme de sus características. Todos menos éste. Me ha vuelto a pasar lo mismo que cuando lo vi en directo. Me aburre desde el minuto cero. Me duermo. Me quedo firto. No me dice nada. Ná.

Havana ná ná ná zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz



2-LUCHA DE GIGANTES, por AMAIA, GANEY y AITANA (Gala 11)




Pero ey. Si hablamos de tostones, no podemos dejar de lado EL TOSTONACO.  Repito: Hay alguien encargado de los arreglos musicales de esta edición que no acababa de entender muy bien cómo funcionan las canciones, y lo que hace que nos hagan vibrar, que resuenen dentro de nosotros. Que las sintamos en el pesho, vamos.

Y el más claro ejemplo es esta versión a trío de la canción de Antonio Vega. Pero vamos a ver …¿A QUIÉN SE LE OCURRE HACER ESTO? ¿Cómo se puede convertir algo tan épico como “Lucha de gigantes” EN ESTE MEDIO TIEMPO DE MIERDA? ¿Con esos tres ahí plantaos como pasmarotes dando pena y con cara de “a ver si esto termina de una vez”?  ¿ Y qué coño hace ese aplausito marcado por el regidor ahí en medio? Ossssstia. Es que te quieres morir escuchándola, o sea. TE QUIERES MORIR.

Que sepáis que hay una parcelita en el infierno esperando por el perpetrador de este insulto de versión. Justo a lado de la de Antonio Vega.






¡MENCIÓN ESPECIAL ANTES DEL GANADOR! - EL PATIO; de PABLO LÓPEZ




"...el mineralismo va a llegarrr...¡Ostia coño YA!"


Este es Pablo. Pablo participó en Operación triunfo y quedó segundo. A partir de ahí comenzó una carrera musical que lo ha llevado hasta el éxito. Un día un señor le ofreció una bolsita con un polvillo blanco y le dijo que si se lo metía por la nariz tendría más energía y sería el puto amo. Pablo se lo metió, y pidió más. Por culpa de meterse tanto polvillo blanco, Pablo ha acabado creyéndose que cada cosa que hace y dice es la fostia en vinagre y la octava maravilla. Por desgracia, desde fuera no se ve tan así. a no ser que tú también hayas respirado del polvillo.


Niños, no seáis como Pablo.


"...una mano gigantesca me trajo por fin la...¡PAZ!"




Y EL PEOR MOMENTO DE OT 2017-2018 HA SIDO….

















1-CITY OF STARS, por AMAIA Y ALFRED (Gala 3)



Sí. Ya sé que con esta me columpio y que me van a llover ostias como panes, pero qué se va a hacer. El caso es que un ránking así había que acabarlo con una explosión y nada mejor para ello que marcarme la boutade usando la actuación insignia de esta edición. La que ha sido calificada por los fans, profesores, organizadores e implicados como…

¡¡¡LA MEJOR ACTUACIÓN DE LA HISTORIA DE OT Y DE LA HISTORIA ENTERA DE LA HUMANIDAD SI NOS PONEMOS!!

Y ahora, hablemos en serio.

La actuación, la verdad,no está mal. Me produce una sensación bastante análoga a la que me produjo la película de la que se ha sacado la canción. Bien. Sí. Y ya está. Es bonita, está bien hecha. Tampoco puedo ponerle muchas pegas. Pero tampoco es la octava maravilla.

Eso sí, el hecho por el cual la pongo en lo más alto de lo peor es porque ejemplifica al 200% el aspecto que más me ha tocado los cataplines de esta edición de OT: Esa obsesión por parte de la organización por forzar el momento mágico, la actuación histórica, el hecho inolvidable.

A ver si nos enteramos: Señores, los hechos históricos no se prefabrican. Suceden. Y luego, si eso, la propia historia los destaca sobre lo que los rodeaba. Y así lo mismo con las actuaciones de un reality. Dejadlas ser, ostia, y que luego sea la gente quien las suba al Olimpo o no, y no estéis metiéndonoslo garganta abajo incluso antes de que suceda. Que es que con la puta canción esta ya nos estaban dando la matraca desde el mismo lunes anterior, joder. Histórico, histórico, histórico…

Y luego pues qué pasa. Que blufff. Que es difícil estar a la altura de tanto hype y todo nos sabe un poco desaborío. En los concursos, en la tele y hasta en la vida.

Así que relajémonos un poco, coñññññño. Vivamos la vida como nos viene, y decidamos ya cuando haya pasado el tiempo suficiente si lo que hemos vivido ha sido histórico o no. Porque ¿sabéis lo que pasa cuando todo es histórico, increíble, acojonante y mítico?

Que nada lo es.



"...¡Así se habla ojjjtia! ¡Que nada lo es! ¡QUE NADA LO ES, COÑÑÑÑÑÑO!"

Y con esta sentencia digna de todo un Pablo López me despido, y cierro el que ha sido mi testimonio de esta edición de OT. Las leyes algorítmicas me dicen que debería poner aquí alguna pregunta tipo ¿qué pensáis?  y tal, pero paso. Os digo adiós, adiós, cojo mi maleta y pido un taxi para la estación. Muy pronto volveré con más posts que de seguro serán…

¡históricos!



¡Saludos y sed felices!




Missis Naranjo vuelve a sonreir. Sabe que todo ha sido dicho de buen rollo y sin mala intención...




...

1 comentario:

  1. aprovechando que estas en linea editando este texto te pido aceptes mi invitación en el chat de gmail por lo de poeta en alquiler. Gracias y ya puedes eliminarlo

    ResponderEliminar