miércoles, 14 de febrero de 2018

RÁNKING: LAS 50 PEORES PELÍCULAS DEL S. XXI (Parte 7 de 10)



¡Hola, amigos de la caca cinematográfica! ¡Aquí estamos de nuevo, subiendo puestos cada vez más cerca del top absoluto! Y hoy tenemos una selección mierdosa que abarca todos los ámbitos: Documental (cutre), animación (cutre), terror (cutre), cine español (con su calidad standard)...

¡Vamos, no esperéis y adentraos en la lista! Y recordad que podéis ver las anteriores partes de la lista AQUÍ, AQUÍ, AQUÍ ,AQUÍ , AQUÍ. y AQUÍ.






 20-GORDOS, de Daniel Sánchez Arévalo (2009)



Esto es muy raro, porque en mi opinión negativa sobre esta película se juntan varios detalles que no soy muy capaz a definir del todo, pero que están ahí, y aunque son casi impercetibles me me acaban poniendo más nervioso de lo que me onen otros filmes de peor factura. Mucho. Sí. Hay algo en el cine del Sánchez Arévalo éste que me da yuyu. Ya me pasó con la de “Azul oscuro casi negro” y con esta no hice más que sentirlo de nuevo, pero multiplicado. Funciona así: Si bajo la guardia lo suficiente me la cuela. Digo, bah, no está mal, sobre todo para ser cine español. Pero sólo fijándome un poquito, me empieza a aparecer la sensación.

Como si la puta película se creyese mucho mejor de lo que en realidad es, y me lo pasase por la cara de una manera elegantemente pasivo-agresiva. Como esas cenas de navidad con el cuñao tocahuevos dándole a la matraca sin parar, hasta que no puedes más. Pues esa es la sensación. Y con Gordos, pues más. Porque a Gordos hay que sumarle la presencia de ANTONIO DE LA TORRE.  Que sí, que ANTONIO DE LA TORRE también sale en las otras del Sánchez Arévalo. Pero en ésta, ANTONIO DE LA TORRE sale gordo. Tan gordo que es casi como si fuesen TRES ANTONIOS DE LA TORRE.

Porque, sí, amigos. Es hora de reconocer que hay algo en ANTONIO DE LA TORRE que da MUCHO MAL ROLLO. ANTONIO DE LA TORRE es ese medio amigo que se emborracha y desaparece, y vuelve a aparecer con la camisa llena de sangre. ANTONIO DE LA TORRE es ese vecino sonriente que tiene un sótano al que nadie puede entrar, y del que algunas noches parecen salir gritos. Y además de todo eso, ANTONIO DE LA TORRE se cree el mejor actor del puto universo. Tanto que siempre, siempre, por mucho que consiga, se va a sentir frustrado porque le va a parecer poco. Y te va a odiar. A ti. Sí, sí. Entérate ya. ANTONIO DE LA TORRE te odia.

Pero estoy divagando…

Bueno, en resumen. Gordos. Una mierdecita pretenciosa muy gorda (pun intended). Con ANTONIO DE LA TORRE. Buuuuuuuuuuuuuuuuuh.



 19-EL ESPANTATIBURONES, de los creadores de Shrek (2004)



Una basurilla de animación 3D que DreamWorks sacó para competir con Pixar cuando estos sacaron “Buscando a Nemo”. Muy mala. Tiene un puntito de divertida porque se nota mucho todo el tema del esionaje industrial, en cómo alguien les iba chivando detalles de lo que Pixar estaba preparando, y ellos lo meten en el guión a su manera. Así, a lo cutre. Como si fuese la imitación mala de un juego que tu abuela te regala por reyes pensando que era el original (Falomir, para los entendidos en esto).

La verdad es que tampoco se merecería un puesto tan alto si no fuese porque el modelo que copia es TAN BUENO que…

Pero bueno, sobre BUSCANDO A NEMO hablamos un poco más adelante. Y no por buenas razones…ay…


 18-SEARCHING FOR SUGAR MAN, de Malik Bendjelloul (2012)



Y si con Bowling for Columbine hablábamos sobre los documentales timo, con esta acabamos de llegar AL TIMACO. Ostia puta. Ostia ostia ostia. Cuando a finales del siglo pasado empezamos a pensar que lo de la invasión publicitaria se nos estaba yendo un poco de las manos, quién nos iba a venir a decir que en el siglo XXI habría anuncios que durasen hora y media, y que los veríamos voluntariamente. Porque esta historia de un cantautor de Detroit que, sin saberlo, es un éxito en Sudáfrica es eso, no nos engañemos: Un publi reportaje alargado hasta la extenuación, en el que se falsean unos datos y se inventan otros, y se le da a todo ello un envoltorio lacrimógeno y mr. Wonderfuloso que asegure la lagrimilla del respetable. Que lo que le gusta a la gente es llorar.

Todo con el fin de promocionar el disco destinado a sonar en casa de todos los pijos durante los 5 minutos que duró su extinta fama.

Mientras la veía llegué a pensar que el tal Sixto Rodríguez ni siquiera existía, y que había sido creado in situ para la ocasión, usando un actor y poniéndole canciones compuestas por profesionales. Luego resultó que sí, que el tío era real. Pero bueno, lo de que se inventen un artista del pasado y nos lo metan mediante algún docu-drama de estos sucederá tarde o temprano, no lo dudeis. O igual ha sucedido ya. ¿O es que alguien visto alguna vez a los Beatles esos en persona?


 17-EL CAPITÁN TRUENO Y EL SANTO GRIAL, de Antonio Hernández (2011)



Ejjjjpañoles. El pelotazo ejjjjpañol hecho película sólo podía tener como protagonista al héroe ejjjjpañol por antonomasia. Fue anunciada en su momento como la producción más cara de la historia de nuestro cine…

¿PERO CÓMO NO VA A SER LA MÁS CARA, COÑO ¡Y MÁS CARA QUE PUEDE SER! ¡COGE MÁS DINERO, OSTIA! ¡MÉTETE MÁS AL BOLSILLO! ¡COGE, COGE, QUE ES DINERO GRATIS! ¡VAMOSSSSS!

Y luego ponemos a cuatro mataos en las ruias de un castillo vestidos con trajes de Carnaval del chino. Y al Peris- Mencheta.

Y encima no les pagamos. Jaja. Coge, coge. Coge más. Coge más pasta. Venga. Jaja. Que esto es Ejjjpaña, coño.


 16-THE FINAL GIRLS, de Todd Strauss-Schulson (2015)


Nos estamos metiendo ya en la zona cero. Y con ello vamos dejando de lado apreciaciones tirando a lo subjetivo para lanzarnos sobre montones de mierda de una objetividad incuestionable. Como éste.
Esta película, hablando en plata, es el típico producto híper-post-producido en donde el típico hipster flipao nacido en 1998 homenajea el cine de los 80 que alegró su infancia. Un supuesto canto de amor al slasher clásico (entendiendo slasher clásico como la primera de Viernes 13 y poco más) con todos los tics insoportables de nuestra insoportable época. Croma, croma y más croma, post-producción hasta el mismo forro y un par de toques de meta-reflexión cinematográfica de baratillo. Y aquí tenemos otro producto más capaz de provocar los vítores y ovaciones de la chavalada del festival de Sitges. Porque es muy, o sea, muy de los ochenta. Pero hecha ahora. Mola. Gñe.

Viendo esta película me cabree MUCHO. Y aviso que, a partir de ahora, a cada película de la lista el cabreo sólo va a ir subiendo. Avisados estáis.

Pero eso será en capítulos posteriores....



¡Y por hoy terminamos aquí, amigos! ¿Estáis de acuerdo con las películas elegidas?¿Pondríais otras? ¿Os cagaríais en mis muelas y me escupiríais en la cocacola y las palomitas? ¡Pues ahí tenéis los comentarios! Y para más caca de la vaca...¡no os perdáis los próximos capítulos! ¡Auf wiedersen!


...

1 comentario:

  1. Sólo he visto de la lista El espanta tiburones y no pasa de ser un entretenimiento para la infancia.

    ResponderEliminar