miércoles, 7 de septiembre de 2016

RANKING: LAS 50 PEORES PELÍCULAS DEL SIGLO XXI (Parte 2 de 10)





¡Hola de nuevo, cinecitos! Continuamos con la lista de churros cinematográficos del presente siglo. Recordad que si queréis leer los 5 anteriores los tenéis AQUÍ. Y ahora...¡al curro!


45-EL REFUGIO DEL MAL, de Félix Cábez (2002)


Otra que está puesta de manera simbólica, ya que si empezamos a listar los infra-bodrios patrios paridos a golpe de subvención podemos llenar toda la lista y seguir hasta las veinte mil. No obstante, ésta historia supuestamente de terror merece ser citada por ser sin ninguna duda LA PELÍCULA PEOR NARRADA DE LA HISTORIA. Así, con mayúsculas.

La historia de cómo llegué a ella va de esta manera: Un día por la noche estoy en un bar y veo que la están emitiendo por televisión. Como tengo la tele enfrente, comienzo a fijarme involuntariamente, y poco a poco me voy dando cuenta de que lo que estoy viendo es muy raro. Sin el apoyo de los diálogos o la música para cubrirlo descubro que la narración visual es, por así decirlo, ligeramente extraterrestre: Fallos de raccord continuos, personajes que entran por donde no deben, saltos de eje…y todo eso a tutiplén. En cada escena, en cada plano, a cada micro-segundo…

Intrigado por lo que he visto, al día siguiente la busco en internet y me la veo entera, y constato mi primera impresión:  Ni el director, ni el montador, ni nadie de los implicados en crear esto tienen ni la más remota idea del más mínimo rudimento de narración cinematográfica. Ole vosotros. Eso en un proyecto creado supuestamente por profesionales, hecho para ser rentable y pagado en última instancia, claro, con los miles de euros habituales del bolsillo del contribuyente. En fin. Sirva su presencia en esta lista como homenaje a la larga lista de cineastas españoles con más ganas de lucir palmito que talento.

44-COHERENCE, de James Ward Byrkit (2013)


Esta vino de Sitges recomendada como la gran sorpresa del cine fantástico de bajo presupuesto, pero sólo acabó resultando ser verdad lo del presupuesto y lo del bajo. Varios amigos quedan para cenar en casa de uno de ellos, y mientras están cenando pasa un cometa por el cielo. A partir de ahí empiezan a pasar cosas que los protagonistas no entienden. Y el espectador tampoco.

Todo lo demás es un batiburrillo confuso de universos paralelos, cajas numeradas y no sé qué leches, en el que los personajes se sacan de la manga las explicaciones y reaccionan porque sí, sin mostrar en ningún momento ni lógica interna en sus acciones ni la coherencia que promete el título. En entrevistas su director sacaba pechito diciendo que no había un guión escrito y los actores iban improvisando la mayor parte del tiempo, porque no sabían lo que estaba pasando. Pues claro, y se nota. Vaya si se nota. Demasiado se nota, macho…

43-EL HOBBIT: UN VIAJE INESPERADO, de Peter Jackson (2012)


Un coñazo absoluto. Larga como un día sin pan, estirada como un chicle y para más enjundia hecha con no sé qué movida digital en lo visual que hace que la textura de las caras en pantalla grande dé auténtico repelús. Y luego la sensación de que los personajes están como caminando al ralentí, y perdiendo el tiempo por aquí y por allá en cualquier tontería con el fin de que la película cubra las tres horas de rigor. Pero por encima de todo, una vez más, la “serie-ización” del cine haciendo que la película no acabe, y no tenga ni un planteamiento-nudo-desenlace completos y que todo haya que verlo en la siguiente. Porque esa es la piedra angular de TODA la ficción actual, niños. Todo lo bueno está en el capítulo siguiente, y por eso tenéis que verlo. De verdad de la buena.

Concluyo al estilo Matías Prats Jr. diciendo que si las novelas de J.R.R. Tolkien sucedían en la Tierra Media, Peter Jackson las ha acabado trasladando a la Tierra Mediocre. Ja, qué ingenioso que soy.


42-DEATH PROOF, de Quentin tarantino (2007)


Tiene 5 minutos por ahí por el principio y otros 10 al final que están de puta madre, eso hay que concedérselo. Luego ya, todo el resto es el Taran-tan-tan-tino auto-felándose con sus dialoguitos y creyéndose encima esta vez que puede escribir personajes femeninos medianamente tridimensionales y complejos. Los cojones, Quentin.

Para más inri, fuera de nuestro país se proyectaba dentro del proyecto Grindhouse junto con Planet Terror, una peli de zombies del Robert Rodríguez pochilla pero con cierta gracia, lo que hacía que el conjunto compensase. Sin embargo aquí los señores que mandan en el cine decidieron que pagar una sola entrada por dos películas era pecao y hubo que soltar los 8 euros del ala por ver esta urza en solitario. Spain is different, babies…


41-QUANTUM OF SOLACE, de Marc Forster (2008)


Por mucho que cientos de supervillanos lo hayan intentado, quien le ha acabado haciendo más daño a la figura del super-agente pop ha sido tristemente uno de los suyos: nada más y nada menos que el plasta del Jason Bourne, que ha acabado extendiendo sus maneras estreñidas y su estilo desaturado de aventuras  a todo el puto género. Una pena, porque yo soy de los que piensan que por mucho que el original de las novelas fuese más sucio y serio, el James Bond 007 de las películas mola más cuanto más demencial es. Cuanto más delirantes son sus aventuras, cuanto más absurdos son sus gadgets y cuanto más irreales son sus métodos para salirse del lío. 

Pero ey, que aún con eso la nueva versión mas "realista" que le dieron al bueno de James en Casino Royal no me desagradó. Pero coño, es que en esta se les fue la mano con lo oscuro y serio. Tanto que ahora mismo recordándola me da la sensación de que la maldita película pasa entera en un hotelucho plantado en el medio de un desierto (igual es por eso lo de "Cuanto sol hace" del título, ajjjajajjjajaaja). Menos mal que mínimamente al menos lo corrigieron y en las siguientes el concepto pop aumentó. Un poco. Demasiado poco. Siempre demasiado poco.

Como detalle añadido, tiene también el dudoso honor de abrir con la peor canción de toda la saga, a cargo de Jack White y Alicia Keys. Que no es moco de pavo.






¿Te ha gustado la lista? ¿Estás de acuerdo con ella? ¿Te gustaría plantarme el puño en la cara por alguna de las cosas que he dicho? ¡Pues coméntalo abajo! ¡Y vuelve mañana para la próxima entrega!



...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada