lunes, 12 de septiembre de 2016

RANKING: LAS 50 PEORES PELÍCULAS DEL S. XXI (parte 5 de 10)


¡Salutaciones! Tras el fin de semana, ¡continuamos con el desfile de despropósitos! Recuerda que puedes ver las anteriores partes de la lista AQUÍ, AQUÍ, AQUÍ y AQUÍ. ¡Y ahora seguimos!




30-1408, de Mikael Håfström (2007)


Adaptación de un relato de Stephen King sobre la habitación embrujada de un hotel, cuya lectura me resultó una gratísima experiencia en su momento y que a lo mejor hubiese dado para hacer un corto de media horita bastante resultón. Pero no. Hubo que meter chicha por donde fuese para cubrir la hora y tres cuartos de rigor, y el resultado es esta chapuza que ni da miedo, ni risa ni nada de nada. Mediocridad cinematográfica de la que duele y mucho más, repito, teniendo en cuenta que el material original tenía cierta calidad.


29-NO TE MUEVAS, de Sergio Castellitto (2004)


Una aberración que tuvo bastante éxito en Italia, parece. A ver, todo en ella es bastante confuso pero creo que el argumento es que hay un médico cuya hija sufre un accidente de moto y queda en coma, entre la vida y la muerte. Y entonces él mientras está en coma le cuenta la historia de cómo cuando ella estaba a punto de nacer, él engañó a su madre teniendo un affaire con una mujer muy desastrosa y muy sucia y muy guarra llamada (ojo al detalle) Italia, interpretada por Penélope Cruz. Y entonces no sé qué pasa que la Italia esa está también a punto de morir, y o se salva ella o se salva la hija del médico, y yo ya no entiendo nada de qué ostias está pasando aquí. 


28-CREEP, de Christopher Smith.(2004)




La película de terror peor dirigida del siglo. Así, directamente. Poco más hay que decir de este engendro sin pies ni cabeza llevado a cabo por alguien con menos técnica que un niño de parvulario. Va de una enfermera que se duerme en el metro y entonces hay un ser chungo (fan de Radiohead, supongo) que la persigue. Y eso es la película. He visto lo de "Escalofriante. Por fin una que mete miedo de verdad", ahí puesto en el cartel, y me he caido al suelo de la carcajada. Y esa ha sido la experiencia más intensa que me ha proporcionado este mierdón. Algo es algo.


27-EL ORO DE MOSCÚ, de Jesús Bonilla (2003)



En plena eclosión del fenómeno “Torrente”, el actor Jesús Bonilla quiso subirse al carro de los taquillazos con esta (presunta) comedia coral en la que por un segundo se creyó capaz de dirigir a multitudes en pantalla como si fuese la mismísima reencarnación de Berlanga. Pero en donde Berlanga movía cada componente con precisión milimétrica y de acuerdo a su personalidad e historia, la técnica de Bonilla para mover a la casi veintena de actores que protagonizan esta búsqueda del oro, es la misma que utilizan los niños cuando juegan al fútbol. Eso es: Pelota pa aquí, todos pa aquí. Pelota pallá, todos pallá. Y así todo. ¡Ah! Y muchos cameos, claro, que eso le había funcionado muy bien al Torrente. Y sale Chiquitorl, jarl. Y Alfredo Landa haciendo de facha, que siempre es algo muy original y revolucionario. Tuvo segunda parte hace bastante poco pero se comió directamente la mierda. Parece ser que la sociedad en algunas cosas no evoluciona necesariamente a peor.

26-¡ME HA CAÍDO EL MUERTO! (GHOST TOWN), de David Koepp (2008)



La demostración más clara de que Hollywood es una máquina gigante de destruir talento. Coges a un cómico rompedor, controvertido e impertinente como Ricky Gervais y para lanzar su carrera en los estados Unidos no se te ocurre otra cosa que meterlo en una bochornosa historia, de esas “para toda la familia”, con fantasmas de por medio y redención lacrimógena del protagonista gruñón. Una basura elevada al grado superlativo. Menos mal que al final Mr. Gervais pudo encontrar su lugar presentado entregas de premios e insultando a todo quisque desde allí.





¡Y esto es todo por hoy!¡Nos vemos mañana para seguir compartiendo mojoncitos! ¡Arrivederci!



...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada