sábado, 4 de junio de 2016

POEMAS AJENOS: DEL PALO DE RENACIMIENTOS, de SILVI ORIÓN




Vale ke el tiempo irremplazable se nos pierda buscándose libre,
ke la vida lo vaya a seguir siendo estemos de acuerdo con ella
vivos, atentos, o no
ke prolonguemos esta torpeza a la ke en su día nos acostumbramos a llamar, como todos hacían, respiración, porke creemos en algo
y ya ke ya SOMOS
dejar ka las alas sean un par de kolegas colgaos de tus brazos en cruz cuando no-voy-pedo-soy-así
y estoy en paz con el mundo

vale,
porke si de algo nos ha servido tanta broma y tanto susto
tanto trajín de farras acabadas en quédate/vetes
tanto secreto a voces de los actos de infarto ke dicen kién eres
debe ser para al final valorar lo ke hasta ahora se ha logrado,
y seguir con cara de póker, aunke no sepas jugar, sabiendo algo ke los demás no saben
porke a estas alturas
sólo me da la gana asegurarte ke kien tiene algo grande de ké presumir, no es tan capullo como para hacerlo.

Últimamente nadie se está equivocando demasiado
ni nadie está de un inaguantable ke no veas
ni nadie se ralla por paridas de tengo catorce añazos,
todo está más agradable
todo es como chapotear en el río y después secarse al sol fumando,
han dejado de venderse ideologías en ultramarinos de barrio de pronto
la gente ha dado la espalda al lado de la personalidad ke le estropeaba el talento
y llenaba sus maletas de trastos más inútiles ke innecesarios,
y no es una percepción
es ke está el guapo subido.

Sígueme el rollo, si puedes, de ke lo hemos conseguido
hemos llegado juntos a donde cada uno kería de sí mismo, y además, de una pieza y a la vez
y ahora ya estamos nadando, haciendo nada, sin ahogarnos
porke estamos justamente donde nos habíamos propuesto merecer
y aún no hemos muertos, asíke toca disfrutarlo
porke con lo cojonudos ke somos, ya no vamos a matarnos
pero no por eso vamos a dejar de dejarnos la piel en cada concierto
como si fuese el último. De eso se trata, y si se pierde la cabeza por el camino pues también, de eso se trata

y kien quiso tuvo hijos
kien quiso se hizo estrella de rock
kien quiso siguió amando a kien quería tal y como quería saber amar,
kien quiso la gloria –ke fueron todos- la tuvo hasta ke dejó de kererla
kien quiso supo superar el nihilismo
y siguió dedicándose exclusivamente a ventilar su alma de sonrisa en sonrisa
y de lágrima en lágrima
porke ahí se escondía la vida prometida del ke nunca tuvo casa

la felicidad va a seguir estando de parte de los pies en la tierra
y eso está pero ke muy bien, siempre y cuando siga flotando
y teniéndonos en cuenta
sin currículum ke valga.




 (Silvi Orión, 2007)






 Silvi Orión tiene publicado el poemario "Veinteañeros" en Ediciones Amargord, 
y además publica periódicamente en su blog ORIÓN




...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada