martes, 5 de abril de 2016

POEMAS: CATODIA IN BLUE (PARTE 3), de "MUERE SONRIENDO" (Versión anotada)


Este poema es interactivo. Puedes hacer click encima de las palabras que aparecen en gris para descubrir el programa al que se refieren...




3-En donde estallamos orgullosos en el cielo nocturno del estío, y fuimos luz unos segundos para otros ojos, y luego tan sólo ceniza que levantó lágrimas y tal vez, en la mente de alguno, la sensación incómoda de haber olvidado algo tremendamente bonito.




En un sillón de sala VIP,
bendita esquina, a la Fontana adyacente,
en donde tuve frente a mí cada semana
el baño de una sirenita diferente
que se llamaba “Mama Chicho” en vez de Anita.

Tampoco era yo Marcelo,
he de decir,
aunque me pareciese tanto
en la penumbra del oscuro soportal
en el que tantas madrugadas pasé en blanco
cebando a gatas en celo
con un cartón de dulce leche paternal.

Multiplicando
Circos y panes,
Rasgando el cielo de tu imperio con su ruido
trompas ligadas en agudo y triunfal coro.
Y repartidos entre el desvelo habitual
cayendo en lluvia de oro.
Y YO, CÉSAR,
sumergido
en el “zapeo”:
rasgando velos desvestido de decoro
y conquistando como un animal,
a pelo,
sin un libelo que me dijera al oído:

“Recuerda que eres mortal.”

Jueves sin fin.
Una tras otra.
De catedral en catedral. De flor en flor.
apretadas
rogando al eco de tus bóvedas remotas
un baile más bajo el chubasco de sudor.
No hay mártir en el santoral que imaginara
ningún martirio mejor:
Morir de sed lamiendo vírgenes de sal.
La llamarada de un auto de pasión loca
y entre yo y la gloria
nada
sino,
tal vez,
el no poder adivinar
de qué lugar salía tan extraño olor.

Ella tenía
y su voz
tan modulada y natural,
la delataba
como antigua “Chica-Hermida”.
Subí a su coche deportivo,
y estirada
sobre la mesa de diseño de su loft
Pudo conmigo.
De los últimos late-shows
a los primeros telediarios pidió guerra.
Y cuando ya no le serví,
me dedicó
sin emoción,
el gesto cruel de despedida





(concluirá...)


 



Este poema está incluido en el libro "Muere sonriendo", editado por Ediciones Escalera en 2012.



...



No hay comentarios:

Publicar un comentario