miércoles, 24 de febrero de 2016

MICROCUENTOS 42: "ELLOS"






42-ELLOS.

Ellos venían a verle cada noche y se quedaban frente a su cama con aquel gesto neutro y vacío en la mirada. No se movían, no hablaban, tan sólo lo observaban a él. Y en cuanto salía el primer rayo de sol desaparecían como si nunca hubieran estado allí. Al principio eran pocos, apenas un par, pero a cada nueva noche en la que volvían siempre lo hacían con algún añadido al grupo: Hombres, mujeres, niños. Viejos, jóvenes. De piel blanca, de piel oscura, de piel morena. Siempre había rostros diferentes que se sumaban a los ya conocidos. 

A él nunca le dieron miedo. ¿Por qué iban a dárselo si lo único que hacían era mirarlo como pasmarotes? Primero los consideró una simple molestia, luego una curiosidad, y al final se fue acostumbrando a ellos, reconociendo sus caras, bautizándolos con nombres imaginados. Acabó sintiéndolos ya como si fueran parte de su familia.

Ahora eran tantos que ya no cabían en su casa. Estaban en el salón, en la cocina, en el baño. Abría la nevera y los encontraba, abría un cajón y allí había cuatro de ellos, apretándose unos contra otros.

“Voy a tener que comprar una casa más grande, pensó. Una casa muy grande, llena de habitaciones vacías en las que ellos puedan estar”

Así que decidió comprar para ellos la mansión más grande del mundo. Costase lo que costase. El dinero no era un problema. 

El tráfico de armas es un negocio que permite darse ese tipo de caprichos.





...

No hay comentarios:

Publicar un comentario