viernes, 6 de noviembre de 2015

POEMAS SLAMEROS: CÓMO SE ESCRIBE UN POEMA





CÓMO SE ESCRIBE UN POEMA.

Lo primero para la realización
será poner en acción
la búsqueda de la idea.

Y aunque hay un dicho que reza
que la inspiración es siempre un ave brusca
que nunca va al que la busca,
otro dicho nos explica con firmeza
que es idea rara avis
la que no acaba viniendo a la cabeza
atraída por el humo del cannabis.

Y después,
ya teniendo nuestra idea definida
cuando pasen, mes abajo, mes arriba
como dos años o tres,
nuestra consiguiente fase del trabajo
será, armados de martillo y de cincel,
a esa idea que tuvimos, darle vida
sobre el blanco primoroso del papel.

Para alcanzar ese estado casi zen
que asegure la fluidez de nuestras rimas
nos vendrán mejor que bien
unos buenos chutecillos de heroína.
Un chinito sobre vajilla de albal
y nada se escribe mal,
todo sale ligerito cual diarrea.
La tarea va que chuta. Tó palante.
¿Cuál idea? La que sea. Sin problema.
Todas me parecen buenas.
Todo bien. Todo genial. Todo debuti.
Y así van saliendo versos tutti frutti
con el arte perforándote las venas.

Como pronto, de carrera y por derecho,
nuestro poema ya casi estará hecho.
Pero espera, que antes del trecho final,
para descansar la mente del empacho
se recomienda dejar
el espacio de tres meses de barbecho
que yo, a modo personal,
me suelo pasar borracho,
para luego, mente fría y despejada,
acometer lo que toca
que es quitar las partes que no valen nada
y pulirlo de morralla y de bicoca.

Para ser, de tal batalla en la mitad,
tan firme como la roca,
que no falte en nuestro tabique nasal
esa elegante frialdad
que nos produce la coca.
Así al corte con templanza damos traya
haya que hacer lo que haya
Corta raya corta raya
CORTA RAYA RAYA RAYA
CORTA CORTA RAYA RAYA CORTA
CORTA CORTA RAYA RAYA RAYA
y de repente habrá un grito
de ¡CORTA! definitivo
y, si bajamos al papiro la mirada,
el poema estará hecho...¡Estará vivo!
Pero paciencia, no tengas
prisa por tirarte flores
porque falta darle el flow que diferencia
a los genios de los simples escritores...

Para darle a tu maravillosa arenga
el osado vanguardismo que merece,
un tripi bajo la lengua...
...y el poema se estremece, vibra, crece, ríe, mengua, baila...
...y de esa manera, cabalgando un colibrí de mayonesa
sobre las fuentes del Nilo
bailará la Macarena japonesa
un poema digno de un dragón florido.

Y entonces, hijo mío, sólo entonces,
como dijo Ruyard Chaplin, tú serás
¡Un poeta de los grandes y no un tongo!
Cuando salgas allí donde el foco brilla
hasta arriba de pastillas,
¡Serás el rey del bailongo!
¡Colgarán riestras de groupies de tu glande!

¡SÓLO ASÍ SERÁS CREADOR DE UNA POESÍA
QUE REVIENTE LAS APUESTAS!
¡SÓLO ASÍ, DE TAL MANERA, SERÁ ÉSTA
POESÍA DE LA QUE VALE!
PORQUE ES HORA DE QUE VUELVA LA ALEGRÍA
AL TRABAJO DE ESCRIBIR, Y SI NO LLEGA
ESTÁ EN TU MANO, COLEGA...
...EL HACER DE LA POESÍA...


¡¡¡UNA FIESHHHHHHHHHHHHHTA!!!






...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada