sábado, 7 de noviembre de 2015

POEMAS: MISA DEL GALLO EN LA MANSIÓN PLAYBOY, de "VIEJO CAOS UNIVERSAL"









MISA DEL GALLO EN LA MANSIÓN PLAYBOY.



"How do we sleep while our beds are burning?"
(Midnight oil)


Están ardiendo los chinches en las sábanas, está alzándose el mercurio en las encuestas, los coches pitan, los animales gritan y una gota de helado de vainilla desciende lentamente una barbilla. Escucha. Qué te apuestas a que aún queda gente que no entiende,  que hay gente medio idiota que no nota, y hay mentes reprimidas de beata calzándose cubatas de bromuro mientras entre conjuros los dementes encienden sonrientes largos puros y ríen en las matas de lo oscuro hienas adolescentes. Turcas y puñetazos.  Los hoolligans destrozan a pollazos teléfonos y puertas y hay quien disimulando se rellena el amplio hueco de sus pantalones con calcetines sucios y algodones cual erección para las novias muertas. Qué puto disparate que se terminen siempre con empate las húmedas reyertas de los bares, con plátanos en el tubo de escape del auto  de pasión. Y el ruido de caricias inexpertas extendiendo merengue y chocolate, canción de los sentidos que despiertan cuando la virgen del escaparate relame sus obleas de neón. Toda esa             gente


desnuda por la calle


bajo su vestimentas. Toda esa frustración ultra-freudiana cocinándose lento. Esa olla a presión al rojo vivo y ellos en procesión como si nada. Igual que si no vieran los malditos los pupitres ardiendo en las escuelas, las llamaradas lentas y aquellos alaridos tan bonitos igual que si llevaran milenios infinitos a dos velas bajo la frialdad de una cascada                      de hielo


                                                              mas nosotros,  


los bebés que mamábamos a solas de la luz de aquel pezón de imagen fría, nuestras certezas libres de aureola perdidas a lo tonto entre las olas vagabundas del dharma, los niños cercenados de alegría, los elegidos que tuvimos pronto apretándonos contra la cabeza el brillante cañón de la belleza usada como un arma, negamos y rehusamos, retenemos, ardiendo nos volvemos con honores francos adoradores del sindios y somos frente al espejo convexo nuestros propios apóstoles del sexo anexos a una religión low-cost. Los complejos son pocos y cobardes, afloja-y-tira que se vuelve   quedirán  cuando en la espalda sudorosa de la tarde se enciende el fuego inquisidor de una webcam y mil millones de ojos lujuriosos miran como bailamos mientras que la tierra gira



como dormimos mientras nuestras camas arden.








 "Viejo Caos Universal" se regalará en formato digital a partir del 1 de Diciembre.
Si lo quieres conseguir con portada personalizada y dedicada hazte seguidor de este blog desde YA, en la columna de la derecha...




...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada