martes, 5 de mayo de 2015

POEMA: CUENTOS DEL PATIO EN SOMBRAS, de "VIEJO CAOS UNIVERSAL"



CUENTOS DEL PATIO EN SOMBRAS


A veces, protegidos por la noche,
hay niños que se escapan de sus camas
y salen a las calles, y transitan
por sendas olvidadas
que llevan a lugares que no existen
(o que no recordamos los mayores)
y en ellos, inocentes, se desnudan
de cuanto por el día les contamos.

Juegan a crueles juegos muy antiguos
que, sin duda, nos horrorizarían
si pudiéramos verlos.

Su nodriza la luna los observa
correr sobre los campos infinitos
en donde crecen amapolas negras,
y los ve hacerse amigos de los gatos,
perseguirse, gritar, tirarles piedras
a los nidos de ciegas salamandras
u orinar sin piedad sobre los fetos
de bebés que jamás han visto el mundo.

Nadie más es testigo de estos actos.
Tan sólo, alguna vez, algún mendigo
que, al despertar, prefiere atribuirle
el impacto feroz de estas visiones
a su delirium tremens.

"¡Más rápido! ¡Más rápido! ¡Deprisa!",
se dicen en la lengua susurrante
que saben las serpientes y los vientos
mientras surcan en tropa los pasillos
de hospitales en ruinas
y hablan con las personas extraviadas
que vemos en los carteles pegados
con cello en la paradas de autobuses,
y éstas les dan a veces caramelos,
también mensajes para sus familias
o recados urgentes, que a los niños
siempre se les olvidan.

Luego, cuando se escuchan los relojes
y en sus pálidas frentes ya remiten
las llamas blanquecinas de la fiebre,
algunos de entre ellos se separan
y emprenden el camino de regreso
pasando de puntillas por delante
del cuarto de sus padres,
para meterse luego en sus literas
y hacer como que duermen
hasta que suena el ring del nuevo día.

Luego, cuando se escuchan los relojes
y en sus pálidas frentes ya remiten
las llamas blanquecinas de la fiebre,
algunos de entre ellos se separan
y emprenden el camino de regreso


y algunos de entre ellos nunca vuelven.








:::

No hay comentarios:

Publicar un comentario