martes, 17 de febrero de 2015

POEMAS SLAMEROS III: EL 1% NO SABE BAILAR

 
 





EL 1% NO SABE BAILAR.


Un 1% de la humanidad tiene sometido mediante coacción al 99% restante. Y eso es porque ese 1% tiene bien guardados dentro de su guante todo los recursos que nos dan la vida, y así los explota y los dilapida, logrando con ello que el 99% restante se muera de hambre.  Un 1% que, en bruto, obstenta poder absoluto para hacer y deshacer, para crear y destrozar, para matar y someter, pero lo cierto es que ese 1% en secreto envidia bastante al 99% restante , la verdad, es que el 1% que manda no sabe...

...bailar.

Un 1% de la humanidad se gasta dinero contante y sonante en interesantes clases de ballet con los profesores más impresionantes, pero mientras bailan valses y minués en sus elegantes bailes de la rosa, todos ellos saben dentro, muy muy bien, que bailar...

...bailar es otra cosa.

Bailar es la afrenta del paso adelante cuando la tormenta nos pinta peor. Cuando la aplastante fuerza de este mundo nos quiebra la espalda con su mal humor. Bailar es lanzarse, obviar el cansancio, soltar el embrague de este bogaloo,y abrazar el ritmo sitiendo muy dentro que ningún banquero, tirano o mangante por mucho que pague lo hará como tú.

Bailar como baila el etrno vencido, el muerto de hambre de alas en los pies. Como baila aquel que sólo posee aire, y del mismo aire se lanza a través, sintiéndose trozo de mierda que baila, pero mierda que es libre, y eso es lo que hay. Libre de apariencias y libre de estilos, y de Macarenas y de Gangnam Styles.

Bailar como bailas tú cuando estás solo, y nada te importa, pues nadie te ve. Como baila ella cuando el dolor corta y hay que huir del llanto en un salto de fe. Como hacemos todos aunque en nuestra danza no quede esperanza, pero nos da igual. Con miedo y con hambre pegados al alma, mas con el placer de saber que al final...

...el 1% que domina el mundo, perdido en oscuros sueños de poder, cultiva diamantes regados con sangre, pero nunca NUNCA podrá poseer la sensación pura de andar el alambre sintiéndose grande como el  mismo Dios, y mover el culo igual que un gigante, como si la misma guitarra de aire pudiera partir a la injusticia en dos.

Y en salto vibrante lanzarte al vacío, y sentir que vuelas, que puedes. Y así, frente a la sonrisa cortante del mundo bailar aunque duela, bailar porque sí.

Bailar ante horribles rescates bancarios, despidos masivos, privatización. Ante antidisturbios, ante muertos vivos, patíbulos, campos de concentración. Bailar ante ira, sobrebia, avaricis, mentira, injusticia, tormento, crueldad. bailar ante guerras, hogueras, prisiones, bailar ante  bombas, gases, explosiones, masacres en nombre de la libertad.

Bailar porque puedes, baliar porque debes, y que cuando venga el puño gigante del mundo para darte el golpe que te deje K.O., decirle contento al 1%: "Aquí estoy, chavales...


...venid y quitadme todo lo bailado".






..

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Dani, no sabes cuanto, en los últimos meses, ha significado para mí la frase "... y que me quiten lo bailao". Hace unos días te contemplaba en el Poetry Slam de Barcelona, y después del excelso poema, cerraste el final con ese verso. No pude hacer más que levantarme de la silla y desear que mis "bravos" te llegasen. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Dani. Aunque al escribir un poema es imposible saber cómo esas palabras resonarán en quienes las escuchen, el saber que a quien lo recibe le han podido ayudar a a ver de otra manera sus cosas, a ordenar pensamientos o simplemente a sentirse un poco mejor es el mayor placer de todo este maravilloso trabajo. Un gran abrazo y por aquí me tienes...

      Eliminar