sábado, 7 de febrero de 2015

POEMAS: LA VIDA TRAS EL RAYO VERDE, de "LA DEL MEDIO DE LAS KETCHUP"



LA VIDA TRAS EL RAYO VERDE



Iban andando con el paso a la par
por un camino a la verita del mar,
y no sabían si la noche venía
o si la iban ellos dos a buscar.

Iban andando para la dirección
que les marcaba la cintura de Orión
en donde el faro adormecido del día
era el vigía de toda la creación.

Bajo la tenue herida crepuscular,
ella callada y él también sin hablar,
mano con mano mientras los envolvía
la plateada sinfonía lunar.

Y no sabían si la noche corría
 o si la iban ellos dos a buscar.

*****************

Igual que un viejo bandolero old-school
les saltó encima aquel ensueño gandul,
y decidiero descansar la fatiga
que da el trabajo de entender el azul.

Cuando ella hizo un cobertor de papel
y se tumbó junto al costado de él,
él apretaba al respirar la barriga
contra el calor que le brindaba su piel.

Y por encima de su modesto hogar
el cielo era aquel inmenso lugar
en el que miles de brillantes hormigas
habían salido en estampida a jugar.

Y no sabían si la noche reía
o si la iban ellos dos a buscar.

*********************

"Ojalá nuca nos tengamos que ir",
soñaron juntos para su porvenir,
"Que nos permitan el quedarnos por siempre
en este trozo de poema a vivir"

Y en donde el alba dibujaba un zaguán
sonaba el eco de la flauta de Pan.
Iba en la brisa hacia el lejano Poniente
el dulce aroma de la flor del galán.

Hubo en la sombra el burbujeo de un gas,
el eco de una carcajada, y detrás
el estallido de una voz proveniente
de entre los sauces, susurró:
                                           "Olvidarás".

 Y no sabemos si hubo día siguiente
o así quedaron para siempre jamás.





(Del libro "La del medio de las Ketchup")


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada